Negra

viernes, 2 de octubre de 2009


Voy a decir algunas cosas que seguramente no van a gustarle a muchos, pero siendo fiel a mi primer intención que fue, no callarme nada, no puedo menos que hacer lo propio.
Vi en muchos blogs, cadenas de noticias, paginas de radio y TV en primera plana el tema de Mercedes Sosa, esto me trae varias reflexiones y voy a tratar que sean objetivas, por que en honor a la verdad, la Negra me produjo siempre sentimientos encontrados, pero eso es otro tema, lo que hoy quiero comentar es :


1) La morbosidad con que algunos medios de comunicación tratan estas cuestiones, entiendo que la Negra sea una persona pública y por ende que toda su vida y su muerte pueda ser expuesta, también entiendo que la gente que la ha seguido por decadas necesita estar informada, pero me produce escosor ver como se saca ventaja de la muerte.

2) Ahora resulta que la muerte de la Negra Sosa es mucho mas importante que la pobre piba de 9 años que se estrolo en el auto contra un colectivo y un caballete le arranco la vida, esto señores es algo poco natural !, la proximidad de la muerte de la Negra Sosa es algo mas que natural, 74 años, afectada de muchas dolencias, no se puede esperar mucho mas , todo es una cuestion de tiempo.

3) La hipocrecía de un monton de zátrapas que hoy se rasgan las vestiduras pero ya deben estar pensando en como van a realizar el CD de homenaje una vez que la Negra se canse de pelearle a la Parca. Por que no me jodan !!! todos sabemos que "Esto Vende".

Quienes hemos tenido la oportunidad de acompañar a un ser querido en su agonia final, sabemos que lo unico que importa en esos momentos, es que la persona a la cual amamos no sufra, que en definitiva pueda tener una muerte "Digna" y no creo que haya dignidad en el comercio previo, durante y posterior de la muerte, ni en la morbosidad de la espera y el minuto a minuto del desenlace.

Ojala pueda salir de esta, de uno u otra forma, pero de la mejor manera posible para ella y para sus seres queridos.

Sus Ojos se Cerraron (Letra de Alfredo Le Pera)

Sus ojos se cerraron,
y el mundo sigue andando;
su boca que era mía
ya no me besa más.
Se apagaron los ecos
de su reír sonoro,
y es cruel este silencio
que me hace tanto mal.

Fue mía la piadosa
dulzura de sus manos
que dieron a mis penas
caricias de bondad,
y ahora que la evoco
hundido en mi quebranto,
las lágrimas trenzadas
se niegan a brotar,
y no tengo el consuelo
de poder llorar.

¿Por qué tus alas tan cruel quemó la vida?
¿Por qué esta mueca siniestra de la suerte?
Quise abrigarla, y más pudo la muerte.
¡Cómo me duele y se ahonda mi herida!
Yo sé que ahora vendrán caras extrañas
con su limosna de alivio a mi tormento.
Todo es mentira, mentira ese lamento,
¡hoy está solo mi corazón!

Como perros de presa
las penas traicioneras
celando su cariño
galopaban detrás,
y escondida en las aguas
de su mirada buena,
la muerte agazapada
marcaba su compás.

En vano yo alentaba
febril una esperanza;
clavó en mi carne viva
sus garras el dolor,
y mientras en las calles
en loca algarabía,
¡el carnaval del mundo
gozaba y se reía!
¡Burlándose el destino
me robó su amor!

En fin.

2 Agregaron algo:

Claudio Gabriel Tomasello dijo...

Totalmente de acuerdo, flaco.
Pero cuando se trata de un talento tan exquisito, uno, como simple admirador, quiere creer que los artistas son eternos.
Lo son, claro, porque perviven en nuestra memoria y no hay otra muerte que el olvido, eso sí.
Por todo lo demás, no me cabe duda de nada de lo que decís.

ElFlaco dijo...

Claudio Prefiero mucho mas los homenajes en vida que los postumos, son mucho mas sinceros.
Lo que cuenta de estas luminarias es lo que queda, seguramente de la negra tendremos para disfrutar mucho tiempo mas.